FANDOM


Este relato del cual fue testigo de primera mano el Señor Cenizo prueba de forma inequívoca que la estupidez humana existía antes de Twitter y las Redes Sociales y puede remontarse, cuanto menos, a la instalación de los primeros call centers.

Cenizo y su amigo Alayn habían sido hábilmente desvalijados de sendos teléfono móviles a manos de unos ninjas magrebíes. Ante la necesidad de cancelar la línea cuanto antes, un tercero en cuestión les prestó su teléfono móvil para hacer la pertinente llamada a Movistar. Con el intelecto propiciamente preparado para tal reto mental gracias a la repetida ingesta de Ballantines durante toda la noche, Alayn procedió a marcar el número de atención al cliente de los de la M.

Ésta es la transcripción existente a día de hoy de la conversación de Alayn con Atención al Cliente (A.C.):

Alayn: Buenas noches, me han robado el móvil y quiero bloquear mi tarjeta SIM.

A.C.: Éste no es el número al que debe llamar. (Proporciona el teléfono de incidencias).

Alayn: (Repite el teléfono de incidencias para asegurarse de que lo ha oído bien).

A.C.: (Vuelve a repetir el teléfono de incidencias, corrigiendo todos los dígitos repetidos erróneamente por Alayn)

Alayn: (Haciendo un gran esfuerzo por no vomitar, trata de volver a repetir los dígitos dictados por A.C.)

A.C.: (Vuelve a repetir los números, uno a uno, mientras Alayn se los canta a una tercera persona).

Alayn: (Ya con los 4 dígitos del número aprendido). Muchas gracias.

A.C.: Antes de irse, ¿tiene usted Internet con Movistar?

Alayn: Sí, en el trabajo, pero es en Bilbao y…

A.C.: Lo decía por si podría interesarle nuestra última oferta de Movistar Fusión.

Alayn: ¿Qué?

A.C.: Movistar Fusión es…

Alayn: ¿Me estás intentando vender algo después de decirte que acaban de robarme el móvil?

El resto de la transcripción queda diluida entre las risas generalizadas de los presentes.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.